miércoles, 25 de enero de 2017

Investigador asegura tener evidencias de la llegada de Nibiru en 2017

Investigador asegura tener evidencias de la llegada de Nibiru en 2017



Nibiru, conocido como el Planeta X, es un supuesto planeta que se encuentra en nuestro sistema solar. Algunos creen que Nibiru no tiene nada que ver con el noveno planeta, que también se le conoce como Planeta X, descubierto por astrónomos de Caltech (Instituto de Tecnología de California) en enero del año pasado. Sin embargo, teóricos de la conspiración creen que la influencia gravitatoria de Nibiru ha estado interrumpiendo las órbitas de otros planetas desde hace cientos de años.

Es más, el próximo paso a través de nuestro sistema solar podría suceder en cualquier momento. Entonces, el Planeta X comenzaría a enviar partículas de energía plasmáticos, por lo que el flujo de energía interrumpiría el proceso natural del núcleo de la Tierra y provocaría cambios catastróficos en el clima de nuestro planeta. Y lo peor de todo es que desde 1996, ya se estarían sintiendo los efectos perturbadores del acercamiento del Planeta X.
Ahora, un investigador afirma tener nuevas evidencias de fuentes científicas que demostrarían la llegada de Nibiru entre septiembre u octubre de 2017. Por lo que el investigador ha advertido al mundo que la llegada del temido del planeta tendrá consecuencias catastróficas para la humanidad.
2017: Le llegada de Nibiru
Según el investigador y escritor independiente David Meade, autor del libro “Planeta X – La llegada de 2017 (Planet X – The 2017 Arrival)”la evidencia del catastrófico acercamiento del Planeta X proviene de fuentes científicas, así como bíblicas. Otras fuentes incluyen la historia antigua y geológica. La historia geológica, que abarca millones de años, nos demuestra que los principales impactos de asteroides y cometas han causado una catástrofe global en el pasado, de acuerdo con Meade. El investigador afirma que el Polo Norte solía estar ubicado en el centro de Arizona, pero los cambios catastróficos en el pasado hicieron que cambiara su actual posición.
“Vivimos en un planeta catastrófico”, escribe Meade en su página web Planet X News.


Según Meade, el Planeta X es en realidad la estrella madre de un sistema solar que consiste en “siete cuerpos en órbita”. La estrella oscura es el Planeta X, también llamado “Nemesis”, es mucho más pequeño que nuestro Sol. Algunos de los planetas que orbitan son más pequeños que nuestra Luna, mientras que algunos son más grandes que la Tierra. Uno de los siete planetas que orbitan es un gran planeta azul, mucho más grande que la Tierra, llamada la “Kachina Azul”. Y el otro nombre que se le da a la Kachina Azul es Nibiru.
“La existencia del Planeta X está fuera de toda duda razonable”, explica Meade.
Aunque el Planeta X está en curso de colisión con nuestro sistema solar, los astrónomos aficionados y profesionales no son capaces de detectarlo porque se está acercando a un ángulo oblicuo. Según Meade, el sistema solar del Planeta X no está alineado con la eclíptica de nuestro sistema solar. Más bien, se está acercando a nuestro sistema solar desde un ángulo oblicuo hacia nuestro Polo Sur. Esto hace que sea difícil de observar, a menos que una persona se encuentre volando a gran altura sobre Sudamérica con una excelente cámara.
Sin embargo, según Meade, la fuerza de la gravedad del Planeta X a medida que se acerca a nuestro sistema solar está afectando a la Tierra y puede causar una destrucción apocalíptica que lleve al fin de la civilización humana. El investigador explica que las evidencias muestran que el Planeta X se acercará a la Tierra desde el sur y luego cambiará al extremo norte.
Los efectos de la aproximación del Planeta X en la Tierra serán de diversas maneras e irán creciendo en intensidad cada día hasta el final, acabando con toda la vida en la Tierra. Además, el investigador dice que el reciente aumento de la actividad volcánica y sísmica a lo largo del Anillo de Fuego es debido al acercamiento de Nibiru. Los recientes terremotos en Nueva Zelanda, Chile y Japón fueron provocados por la atracción gravitatoria del Planeta X.
“Los terremotos han aumentado de manera espectacular tanto en número como en intensidad”, continúa explicando Meade. “Las tormentas se han multiplicado en el tipo, intensidad y tamaño. Los agujeros y grietas están apareciendo en la corteza terrestre. Las olas de calor son cada vez más fuertes y duran más.”


Pero lo más aterrador de todo es que los gobiernos del mundo son conocedores de este catastrófico acercamiento, por lo que han decido ocultarlo para evitar el pánico. La élite global está construyendo en secreto bunkers subterráneos para sobrevivir el impacto catastrófico del Planeta X. Meade también explica que los anteriores intentos de predecir la llegada de Nibiru han fracasado porque los investigadores no han combinado la evidencia científica con la bíblica. Y parece ser que ahora los expertos son capaces de predecir que el Planeta X llegará en cualquier momento entre este 2017 al 2020. La fecha exacta de la llegada se encuentra en el Apocalipsis 12:1-2.
“Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento.”
Entonces, combinando la evidencia bíblica con los modelos astronómicos generados por ordenador hace que ahora sea posible predecir que los primeros signos de la llegada del Planeta X aparecerán en el cielo el 23 de septiembre de 2017. Después el Planeta X eclipsará totalmente el Sol. Y el 5 de octubre de 2017 cubrirá toda la Tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario