sábado, 18 de octubre de 2014

La inversión de los polos sucederá mucho antes de lo pensado


La inversión de los polos sucederá mucho antes de lo pensado


El campo magnético de la Tierra es dipolo, como un imán, lo que quiere decir que tiene dos polos. Generalmente este campo magnético mantiene la misma intensidad durante miles e incluso millones de años, pero por razones aún desconocidas, ocasionalmente se debilita y cambia de dirección, un proceso que científicos previamente pensaban que tomó miles de años.

Pero ahora, un equipo internacional liderado por investigadores de la Universidad de Berkeley, en California, ha descubierto que la última inversión de los polos sucedió hace 786,000 años y de hecho sucedió rápidamente, tomando alrededor de 100 años. Esto quiere decir que el norte y el su podrían intercambiar sus posiciones en el período de una vida humana. 

El estudio internacional ha examinado capas de sedimento de un antiguo lago en la cuenca Sulmona, al este de Roma, Italia, depositado en un periodo de 10,000 años por las erupciones volcánicas de la región. La dirección del campo magnético al momento de las erupciones afecto la manera en que las cenizas se asentaron en el fondo del lago, lo que quiere decir que los científicos tuvieron un registro claro de hacia que lado apuntaban el norte y el sur, y de cuándo cambiaron los polos.

Los resultados, publicados en la revista Geophysical Journal International, muestran que el cambio no sólo ocurrió mucho más rápido de lo pensado, sino que también fue precedido por un periodo de inestabilidad magnética que duro alrededor de 6,000 años.

Este hallazgo es importante debido a la nueva evidencia que sugiere que el campo magnético de la Tierra se esta debilitando 10 veces más rápido de lo normal, llevando a científicos a pensar que la próxima inversión de los polos sucederá en un futuro no tan lejano. 

No existen catástrofes documentadas asociadas con las reversiones geomagnéticas pasadas, y en realidad se conoce poco acerca de los efectos que tendría esto. Algunas teorías apuntan a un caos en las conexiones eléctricas y medios de comunicación. Los nuevos datos proveen información que nos ayudará a entender mejor el proceso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario