miércoles, 21 de septiembre de 2016

Trabajadores de una estación de servicio persiguen una criatura extraterrestre en Perú


Trabajadores de una estación de servicio persiguen una criatura extraterrestre en Perú
Durante siglos ha habido casos bien documentados de monstruos y extrañas criaturas. Desde animales similares a dinosaurios, a hadas y hasta seres demoniacos, parece que hay muchas personas que aseguran haber tenido encuentros con criaturas inexplicables. Aunque posiblemente, uno de los más curiosos avistamientos son la de los humanoides voladores, en gran medida, debido a su apariencia que parecen exponer a la muerte a todos aquellos que tienen la desgracia de cruzarse en su camino. Sorprendentemente, los encuentros con estas entidades no naturales continúan en los tiempos modernos. En la mayoría de los casos, estas extrañas criaturas voladoras no parecen ser ángeles o demonios (como en las representaciones tradicionales), más bien parecen ser algo de otros mundos.

Uno de los casos más virales ocurrió el 12 de febrero de 2016, en la ciudad turca de Diyarbakır. Una cámara de seguridad grabó un extraño humanoide levitando por la calle. Como se podía observar en las imágenes, el misterioso humanoide levitaba sin rumbo aparente antes de desaparecer en el aire. Miles de personas debatieron en las redes sociales sobre su origen, incluso ahora nadie ha podido explicar su procedencia. Y de nuevo un humanoide volador ha vuelto a ser noticia, esta vez Perú.
El extraterrestre de Pachacámac
Las cámaras de vigilancia de una estación de servicio en la ruta Panamericana de Pachacámac, Perú, grabaron en las primeras horas del lunes 22 de agosto una criatura extraterrestre de medio metro de altura. Como se puede ver en las imágenes cuatro trabajadores de la estación de servicio persiguen al misterioso “extraterrestre”. Los trabajadores no pueden entender lo que es la misteriosa criatura, por lo que deciden seguir a la entidad hasta la carretera, mientras graban el encuentro con sus teléfonos móviles.
Uno de los trabajadores, identificado como Juan Mauricio Morales, se acercó al extraño ser mientras este se alejaba flotando. Un camión a gran velocidad parece atropellar a la entidad alienígena, pero no pasa nada, ya que parece teletransportarse.
El investigador Anthony Choy, quien lleva más de 25 años investigando avistamientos ovnis, dijo que él y su equipo se han encargado de este caso. Según Choy y los otros testigos, la misteriosa criatura media medio metro de altura, con los ojos rojos y con una cabeza del tamaño de una calabaza. Y lo más sorprendente es que emitía luces brillantes de color azul desde su cráneo en forma de cúpula.
Cuando llegó a la autopista, Choy afirmó que la criatura chocó contra un camión que iba a gran velocidad, pero desapareció en la carretera después de que hubiera pasado. Para Choy ese momento demostraba la capacidad del extraterrestre para teletransportarse con el fin de evitar su muerte. Las imágenes tomadas por los investigadores parecen mostrar una extraña forma caminando hacia la autopista, antes de desaparecer.
“Este ser es único”, dijo Choy. “Al principio pensamos que era un robot o un avión no tripulado, pero esto ha sido descartado porque no emitía ningún ruido, no había ningún motor o rotores. Esta entidad no era de este mundo.”
Criatura extraterrestre en Perú
Choy insistió en que el vídeo era auténtico, pero entiende a los escépticos, mientras que los teóricos de la conspiración sugerían que se trataba nuevamente del Proyecto Blue Beam. También reiteró su creencia de que poderosos gobiernos mundiales estaban ocultando la verdad sobre la vida extraterrestre, porque serían una amenaza para los seres humanos.
“Según los datos preliminares, y el testimonio de los testigos, la extraña criatura o robot de menos de un metro de altura, con varias patas se enfrentó a un grupo de 10 trabajadores”, continuó explicando Choy.“Las imágenes son claras, esta entidad no es de este mundo, y puede ser que ciertos poderes no comparten sus secretos con otras naciones atrasadas tecnológicamente.”
También es digno de mención que Pachacámac es precisamente donde se encuentra uno de los sitios arqueológicos más fascinantes de Perú. El sitio ubicado a unos 40 kilómetros al sureste de Lima, en el valle del río Lurín, tiene restos de templos que fueron construidos en algún momento entre 800 y 1.450 d.C. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario